domingo, 9 de marzo de 2008

SIN LUGAR PARA LOS DEBILES

Mi padre no fue un hombre culto, pero fué un ser sabio. Falleció relativamente joven para la expectativa de vida de fines del siglo XX, pero aún recuerdo cuando mi hermano y yo mirábamos televisión y él se horrorizaba con la mayoría de los espectáculos a los que estábamos expuestos.
Atravesaba la sala mientras veíamos televisión, muchas veces le protestaba a mi madre por permitirnos ver ciertos programas, la mayoría sólo mascullaba...y decía que sólo debían hacerse programas que dieran buenos ejemplos. Claro, en ese momento no lo entendí.

Luego vendrían años de estudio, ocasiones de vivir en diferentes sociedades, apartarme del creacionismo para pasar a la evolución de las especies. Libros como "El mono desnudo" de Desmond Morris, "En la senda del hombre" de Jane Goodall Goodall, los estudios de Dian Fossey sobre los gorilas. Mi viaje a Kenia, particularmente al santuario de chimpancés de Clearswaters para poder observarlos en vivo y en directo. Cada vez que he ido a un congreso de estudios siempre escuché la conferencia del primatólogo. No importa si chimpancés o babuinos, lo cierto es que cada día los porcentajes de correspondencia de los mapas genéticos se van acortando, estamos compartiendo más de un 98% con ellos, esto implica que los parámetros de conducta son muy semejantes y al mismo tiempo disímiles.
Estos datos son al simple efecto de remarcar que aún cualquier persona que mire sólo por entretenimiento el Discovery Channel o El Animal Planet ha podido comprobar que en dichos animales, la conducta es en gran medida por imitación o modelaje.
Hace poco tiempo una agencia de publicidad alemana mostraba cómo los chicos copiaban fielmente la conducta más "distraída" de los mayores: fumar, beber, arrojar basura en la calle, maltratar, etc. El lema era:"Ellos ven, ellos hacen"
El mono desnudo que somos, entre otras cosas, repite conductas.
Bien, todo esto es para decir: que no puedo creer que esta simple regla en el comportamiento humano no es conocida por la gente que maneja los medios y las artes.
Voy a poner el ejemplo de la película ganadora del Oscar: Sin lugar para los débiles. No soy crítica de cine, sino que este último tiempo critico al cine que amparado en su arte y en la libertad genera conductas de modelaje que no sólo no colaboran en la evolución artística y cultural del hombre, sino que lo llevan a una encrucijada sin salida.
En su Metafísica, Aristóteles habla de la causa y diferencia la causa eficiente o que da origen, de la causa final que atrae desde adelante. Quizás reviendo esos conceptos nos podamos dar cuenta que en la causa final el efecto precede a la causa. Entonces, podemos decir que las películas no hacen más que reflejar la sociedad y los tiempos que vivimos, pero no vemos como esa causa puede convertirse en causa eficiente para retroalimentar una sociedad en decadencia.
Me pregunto :-¿por qué nos asombramos cuando las noticias nos cuentan que un estudiante ingresó a su escuela o universidad y mató a sus compañeros en masa?
Es posible que la pelicula sea una obra de arte y que describa magistralmente el desconcierto ético y la ausencia de brújula moral de los personajes, encumbrando al asesino serial, psicópata para el que no existe el Otro, como dice la prensa.
Sin embargo, creo que debemos preguntarnos si es bueno que para explicar esto debamos estar sometidos a una hora y media de extrema violencia, comienza con doce cadáveres, luego uno pierde la cuenta. Pero creo que lo peor son los detalles, salvajes, cruentos e insensibles que van dejando poco a poco instalada la desesperanza que volverá a ser causa circular de lo que pretende denunciar.
No nos engañemos, el desconcierto ético lo generamos nosotros mismos, cada vez que aparece una tortura, una muerte, cualquier maltrato social, o cualquier cuadro cinematográfico salvaje a los que nos vive acostumbrando Hollywood casi sin ningún justificativo narrativo. Y vamos llegando a la violencia por la violencia misma. Sin valores y particularmente sin justicia no hay sociedad posible, con lo cual el mensaje es claro, la pelicula debió llamarse "Sin lugar para nadie".
Vuelvo a hacer incapié que esta película es sólo un ejemplo, quizás porque imagino la difusión en vistas a haber ganado nada menos que el Oscar a la mejor película. Pero tomen casi cualquier película de los últimos tiempos por ejemplo: Atrapados con Pierce Brosnan en donde después de 30 minutos de comenzada la película con toda clase de torturas a los padres de una menor secuestrada, no se daba la menor razón de porqué estaba sucediendo eso, pero a esa altura ya no hay razones que valgan.

1 comentario:

todas las cosas que vienen me recuerdan a ti dijo...

“El mono desnudo que somos, entre otras cosas, repite conductas”
Esta frase me da vueltas por mi cabeza desde que la leí, es cierto, casi apocalíptico, que las películas norteamericanas ya no tienen ideas para recaudar dinero, pero tanta imagen sádica me desestabiliza. Sobre todo al ver nuestra realidad en los noticieros, solo pienso en esa frase y pienso que tu padre tenia razón.

Loading...

Libros que inspiran este blog

  • Actos de significado. Jerome Bruner
  • Actos del lenguaje. Rafel Echeverría
  • Coaching. El arte de soplar brasas. Leonardo Wolk
  • Coaching. El arte de soplar las brasas en acción. Leonardo Wolk
  • Cultura escrita y oralidad. David R. Olson y otros (comp)
  • El buho de Minerva. Rafael Echeverría
  • El orden del discurso. Michel Foucault
  • El sí-mismo en proceso. Vittorio Guidano
  • El tao de la física. Fritjof Capra
  • El yo saturado. Kenneth J. Gergen
  • Estudios y diálogos sobre la identidad personal. Giampiero Arciero
  • Fuentes del Yo. Charles Taylor
  • Heidegger y la cuestión del Tiempo. Francoise Dastur
  • Hermenéutica del sujeto. Michel Foucault
  • Historia y Narratividad. Paul Ricoeur
  • La construcción social de la realidad. Berger y Luckmann
  • La educación puerta de la cultura. Jerome Bruner
  • La mente narrativa. Juan Balbi
  • la quinta disciplina en la práctica. Peter Senge y otros
  • La quinta disciplina. Peter Senge y otros
  • La terapia como construccion social. Seila McNamee y otro
  • Los anormales. Michel Foulcault
  • Narrativas contadas, Narraciones vividas. Ricardo Ramos
  • Ontología del lenguaje. Rafael Echeverría
  • Pasos para una ecología de la mente. Gregory Bateson
  • Por la senda del pensar ontológico. Rafael Echeverría
  • Realidad mental y Mundos posibles. Jerome Bruner
  • Realidades conversacionales. John Shotter
  • Signo: Humberto Eco
  • Soñar la realidad. Lynn Segal
  • Teoría de la comunicación humana. Watzlawick y otros
  • Wittgenstein: Mundo y Lenguaje. Prades Celma y otro